El material circulará a prueba en la red de trocha angosta de Asturias. En caso de resultar exitosas, esperan usar la tecnología para reemplazar servicios diésel.
Source: En el Subte