Para hacerlo, demolieron casi 300 metros del famoso muro de ladrillo a la vista, que fue reemplazado por una reja.
Source: Clarin – Ciudades