Se ofrecerá un total de 444 vehículos ferroviarios en alquiler por un plazo de 60 meses, que deberá pagarse en dólares. los adjudicatarios podrán darle un “uso no ferroviario” a los bienes que reciban. ¿Una privatización encubierta?
Source: En el Subte