La reapertura fue propuesta por el Gobierno y alcanzará ramales fundamentalmente suburbanos. Se espera atraer a inversores privados con el objetivo de incentivar la construcción de viviendas en cercanías de las líneas a rehabilitar. La medida busca revertir una serie de clausuras decididas en los años 60, emprendidas luego de la publicación de una suerte de “Plan Larkin” británico.
Source: En el Subte