Se trata del Pabellón del Centenario, que presenta un avanzado estado de abandono y deterioro; los responsables del predio donde está ubicado debían restaurarlo, pero no lo hicieron; parte de ese espacio será subastado

Source: La Nación – Ciudad