14 consorcios se presentaron a la licitación para la construcción del desvío que evitará que los trenes del de cargas ingresen a la ciudad de Santa Fe. La obra incluye la renovación de dos ramales existentes y la construcción de un enlace de unos 20 km. Costará poco más de 100 millones de dólares, que serán financiados por China.
Source: En el Subte